Chorlito gris, apuntes en la playa de Camposancos

Dibujar en el directamente en el campo es muy difícil, ya no sólo por la dificultad que entraña el dibujo en sí al tener que captar la expresión y el movimiento de un animal que se encuentra en contínuo movimiento, sino por la incomodidad en la que uno se encuentra inmerso cuando está pintando tirado en el suelo, sentado encima de de unas piedras, etc.